Nuestros compañeros en todo el mundo

Compañeros durante un devocional
La DMG tiene unos 400 compañeros en todo el mundo

El recurso más importante de la DMG son nuestros 400 compañeros en todo el mundo. Ellos ayudan a niños de la calle y proveen un hogar para niños que han perdido a sus padres por la enfermedad del sida, construyen clínicas y farmacias, asisten a enfermos y proveen consejería a personas en dificultades. Nos preocupamos por personas con discapacidad y por personas sordas, ayudamos a refugiados y ofrecemos a niños que viven en barrios pobres una educación escolar y profesional. Proveemos electricidad para pueblos apartados y pozos para zonas de sequedad. En áreas de hambruna nuestros compañeros reparten alimento y semillas. Todo esto lo hacemos con el propósito de compartir el amor de Dios con personas en necesidad.

Compañeros

Compañeros online
Compañeros online
La central de la DMG
La central de la DMG

Proclamar a Jesúcristo de manera integral

Ponemos nuestro enfoque en compartir el mensaje del evangelio con nuestras palabras y hechos: ¡Dios ha enriquecido nuestra vida de manera increíble! Esta riqueza queremos compartir, en especial con personas desfavorecidas. Somos llamados por Dios para servirle y de honrarle con nuestras vidas. Como embajadores de Cristo ayudamos de manera integral: proveyéndo ayuda tanto para el cuerpo, como también para el alma y al espíritu de las personas. Los compañeros de la DMG están invirtiéndo sus vidas en diferentes áreas: trabajan como maestros de teología, consejeros, pastores, líderes de jóvenes y colaboradores de iglesias cristianas. Estamos convencidos que el ser humano necesita más que alimento y vestido. Nuestro deseo es que cada persona pueda vivir en la dignidad en la que fue creada por Dios. Jesús es el centro de nuestra vida, por esto tenemos que hablar de él.

Un compañero en Tailandia
Hablar de Jesús